Mantras ¡El poder de la palabra!

Mantra es una vibración que disuelve los oscurecimientos y activa lo luminoso. Cada deidad simboliza la energía opuesta al oscurecimiento y una energía luminosa.

Mantras ¡El poder de la palabra!

Los Mantras: Palabras de poder

Lo primero que vamos a hacer es determinar el origen etimológico del término que ahora vamos a analizar. Así, podemos establecer que mantra emana del sánscrito y es fruto de la suma de dos elementos: el vocablo mans, que puede definirse como “mente”, y tra, que es sinónimo de “liberación”. Mantra es un término que puede traducirse como “pensamiento”. En religiones como el budismo y el hinduismo, un mantra es una frase, palabra o sílaba sagrada que se recita como apoyo de la meditación o para invocar a la divinidad. Es importante recalcar el hecho de que, por regla general, los mantra suelen estar formados por frases largas. No obstante, esta circunstancia es una excepción en el hinduismo, ya que en dicha religión se apuesta, sin embargo, por cadenas de mantras, letanías y estrofas.

Además de todo esto, hay que determinar que los mantras se utilizan de la siguiente manera para que tengan utilidad:

• Son pronunciados por los individuos tanto en voz alta como interiormente, según las circunstancias de cada momento.
• Se repiten constantemente y de una forma rítmica.
• Al igual que sucede en la religión cristiana, se suele recurrir en algunos casos al uso de una serie de elementos que contribuyen a seguir la cadena de mantras, a no perderse y a contabilizar los mismos. En aquella se conocen estos como rosarios y en otras religiones reciben el nombre de mapalas.
• Gracias a los mantras, lo que se consigue es que la persona que los recite pueda relajarse, concentrarse en una tarea determinada y también acabar con las divagaciones que posee su mente. Todo ello sin olvidar que también ayudarán a ese individuo a eliminar de su cabeza todo tipo de pensamientos impuros y que le impidan purificar todo lo que tiene a su alrededor.

El mantra actúa como una herramienta que ayuda a liberar la mente del flujo constante de pensamientos. Gracias a la repetición del mantra, la persona ingresa en un estado de concentración profunda. La meditación, con la ayuda de la mantra, permite que el sujeto concentre su atención en su propia conciencia, en un pensamiento o un objeto externo.

Aunque los mantras no tienen un significado exacto o preciso, se dice que cada sonido corresponde a un aspecto de la iluminación y permite asociar la mente con uno de estos aspectos.

El mantra más popular del budismo es “om mani padme hum”, que corresponde a la compasión. Su traducción más frecuente es “La joya en el loto”. Los budistas sostienen que las seis sílabas de este mantra se vinculan con la dicha o la meditación (om), la paciencia (ma), la disciplina (ni), la sabiduría (pad), la generosidad (me) y la diligencia (hum). En cambio, para los hinduistas, el mantra más conocida es “om namah shivaia”, es uno de los tantos mantras que se usa para invocar divinidades.

Asimismo, en el mantra yoga se recita el mantra “OM” y, se utiliza de forma espiritual, cuando se pronuncia este mantra se produce en el cuerpo y mente una gran armonía. La letra “O” hace vibrar la caja torácica y la letra “M” hace vibrar los nervios cerebrales. Los expertos dicen que las vibraciones son elementales para el cuerpo del ser humano y, el sonido “OM” causa un efecto sedativo.

Es posible obtener músicas mantras a través de internet que a pesar de no ser sanscritas tiene el mismo objetivo de las mantras.

El mantra es una vibración que disuelve los oscurecimientos y activa lo luminoso. Cada deidad simboliza la energía opuesta al oscurecimiento y una energía luminosa. Su mantra actúa disolviendo el oscurecimiento y activando nuestra esencia luminosa. Los mantras deben recitarse con la motivación correcta, desear nosotros estar bien para poder ayudar a todos los seres. No hace falta recitarlos en voz alta pero los lamas recomiendan al menos mover la boca.

La mente está constantemente en movimiento, jamás descansa. Los pensamientos surgen de todas partes: del pasado (la discusión que tuvo con su padre hace veinte años), del presente (¿dejó la cafetera con el fuego encendido?), del futuro (hay tantas cosas que hacer este fin de semana), y parece como si no hubiese un espacio vacío entre dos pensamientos o fuera imposible tenerlos bajo control.

¡Su mente y sus pensamientos no deberían ejercer un control sobre usted, por el contrario, debería ser usted quien ejercite un control sobre ellos! Una de las maneras más eficaces de lograrlo consiste en dirigir los procesos mentales y hacerlos más lentos mediante el uso de un mantra.

Los mantras son palabras y sonidos dotados de poder que los budistas y los hindúes utilizan para la sanación y el desarrollo espiritual. Son términos o expresiones que actúan sobre la mente.¿No ha notado que algunas frases o palabras le afectan más que otras? El efecto de las palabras puede ser bueno o malo. El sonido de la(s) palabra(s) o los mantras conecta a quien lo pronuncia con un nivel más elevado de conciencia. Cuando se elige un mantra con un significado personal, éste se hace más poderoso. El objetivo de un mantra es el sosiego de la mente y las emociones, y centrar la atención en el momento presente, vivir el momento presente.

Cada religión tiene un mantra. Uno de los más antiguos y populares es el término hindi rama, que quiere decir “alegría”. Otros ejemplos de mantras son el kirie eleison de los ortodoxos, el Alá musulmán y el Ave María de los católicos, o simplemente el nombre de Jesús. Sin embargo, no se sienta obligado a elegir un mantra de tipo religioso. Un mantra puede estar lleno de sentido para usted y carecer por completo de una connotación religiosa.

Cualquiera que sea el mantra que elija, úselo siempre que note que está comenzando a enojarse o sentirse herido. En vez de reaccionar con ira ante una determinada situación, repítase el mantra en silencio hasta que se tranquilice.

Eknath Easwaran, escritor, conferenciante y fundador del Blue Mountain Center of Meditation, en Berkeley, California, ha enseñado y dado conferencias sobre meditación y espiritualidad por todo el mundo a lo largo de más de veinticinco años. En su libro Take Your Time, Easwaran explica cómo nuestras mentes con frecuencia se ven agitadas por pensamientos negativos. También enseña la manera en que podemos hacer frente a este tipo de pensamientos.

Por ejemplo, cuando usted pasa por delante de una panadería, es posible que su mente comience a repetir de modo automático la palabra “pan, pan, pan”, cada vez con mayor insistencia. Antes de que se dé cuenta -incluso si ya ha desayunado- estará usted saliendo de la panadería con un pan en la mano. Éstos son los momentos en los que hay que recitar el mantra. Al pasar por delante de una panadería repítase a sí mismo: “rama, rama, rama” (o el mantra que haya elegido).

Puede que su mente siga insistiendo “pan, pan, pan “. No importa, usted siga repitiendo mentalmente “rama, rama, rama”. A veces el pan ganará y otras no. Pero si es constante, llegará el día en que pasará de largo por delante de la panadería. Su mantra habrá actuado sin que usted haya recurrido a él constantemente.

Al usar el mantra, liberamos nuestras mentes de la esclavitud del ego y las emociones. El mantra permite que apartemos la atención de lo que el ego pone ante nosotros, que no siempre es lo mejor, y nos brinda la oportunidad de reflexionar y elegir.

También podemos usar el mantra para mantener la mente en un estado positivo cuando estamos aburridos o inquietos. Los mantras ayudan a calmar la mente. Repetir en silencio nuestro mantra mientras caminamos, hacemos cola, incluso conducimos, es extremadamente útil y relajante.

¿Cómo funcionan?

Los mantras emplean los mismos canales subliminales que la música y los anuncios publicitarios, aunque con intenciones mucho más benéficas.
No es necesario intelectualizar el “significado” o la simbología del mantra para que su sonido ejerza sus efectos sobre nosotros. El ritmo sonoro funcionará en el plano incosnciente y acabará por saturar los pensamientos conscientes, lo cual a su vez, afectará a los ritmos. De hecho, parte de la magia del mantra consiste en que no se debe reflexionar sobre su sentido, pues sólo así trascenderemos los aspectos fragmentarios de la mente consciente y percibiremos la unidad subyacente.

¿Cómo se utilizan?

Pronunciados en voz alta o interiormente de forma rítmica y repetitiva.

Algunas tradiciones hindúes utilizan un yapamala, una especie de rosario con 108 cuentas para recitar cada mantra en ciclos exactos al alba y a la puesta del sol.

Amma y otros maestros espirituales nos aconsejan recitarlos también cada que nuestra mente no esté concentrada en un trabajo que requiera toda nuestra atención, para mantener nuestra mente limpia y purificar nuestro entorno evitando los pensamientos impuros, las divagaciones y la falta de concentración.

Anodea Judith dice que pronunciado en voz alta durante algunos minutos a primera hora de la mañana, “un mantra eficaz queda reverberando en silencio, mentalmente, durante toda la jornada, y deja en nosotros la impronta de la vibración, la imagen y el significado. Se cree que con cada eco, el mantra centúa la magia sobre la textura de lo corporal así como de lo mental, en el sentido de promover la armonía y el orden. La actividad adopta un nuevo ritmo; todo baila a la cadencia del mantra. Si lo elegimos rápido, nos servirá para generar energía y vencer la desidia. Si recurrimos a un mantra lento, nos ayudará a obtener durante todo el día un estado de relajación y de calma”.

Algunos de los mantras más recitados en el Tibet

El mantra de la Compasión Universal:
OM MANI PADME HUM

Es uno de los mantras más recitados en El Tibet. Las enseñanzas dicen que recitándolo ochocientas veces temprano por la mañana, nunca se cae enfermo, ni siquiera por contagio; además se obtiene riqueza y éxito en los negocios y no hay quien te pueda dañar.

La forma de recitarlo es sencilla. Sentado o recostado cómodamente pero con la espalda derecha uno trata de visualizar la deidad de la compasión o en su lugar una esfera de luz blanca representando la compasión universal. Se puede visualizar sobre la coronilla o también, frente a uno a la altura de las cejas y a una distancia de un metro y medio. Para evitar distracciones conviene visualizar la esfera radiante y luminosa y al mismo tiempo pesada.

Hay que recitar el mantra manteniendo la visualización lo más claramente posible. Mientras se recita se imagina que de la esfera salen innumerables rayos de luz que penetran por la coronilla, llenando todo el cuerpo de luz y gozo. Al final, acabada la recitación, uno imagina que la esfera de luz penetra por la coronilla y se absorbe en el corazón, recibiendo así todas las bendiciones del Buda de la compasión.

Agua curativa:
El mantra de la compasión, también se puede usar para obtener agua con propiedades curativas. Para ello se visualiza la compasión universal, sea en forma de esfera de luz blanca o en forma de deidad, sobre un recipiente de agua limpia (una botella de agua mineral, por ejemplo). El mantra se recita el mayor número posible de veces y se visualiza que la esfera derrama luz y néctar blancos que se absorben en los átomos de agua. Acabada la recitación se imagina que la esfera de compasión se disuelve en el agua. Beber esta agua.

El mantra del Buda de la Medicina:
TAYATA OM BEKANDSE BEKANDSE MAHA BEKANDSE BEKANDSE RANDSA SAMUD GATE SOHA

Fundamentalmente sirve para curar enfermedades de la piel aunque se utiliza para todo tipo de enfermedades y obstáculos. Es muy utilizado, por ejemplo para tener éxito en la consecución de un proyecto.

El procedimiento de recitación es el mismo pero esta vez se visualiza el Buda de la Medicina que es de color azul o bien, una esfera de luz azul imaginando que en esencia es el Buda de la Medicina. Se puede visualizar enfrente o sobre la coronilla. Como antes, al recitar el mantra, se imaginan rayos de luz y néctar que viniendo de la esfera de luz, penetran por la coronilla y limpian de todas las enfermedades, tensiones y bloqueos. Al acabar la recitación el Buda se absorbe por la coronilla en el corazón y uno siente sus bendiciones

Con este mantra también se puede obtener agua curativa por el mismo procedimiento de antes. En particular sirve para aumentar el poder de los medicamentos. Para esto se recita el mantra haciendo la visualización sobre ellos e imaginando que se llenan de la energía luminosa nuclear del Buda de la Medicina.

El mantra de Tara, el Buda femenino:
OM TARE TUTTARE TURE SOHA

Tara es la energía femenina iluminada, representa la sabiduría activa, ágil y práctica. Es ésa energía rápida e inmediata que está presente en el momento preciso. Tara es la gran liberadora, libera de todo aquello a lo que tememos. Terremotos, inundaciones, atracos, incendios, etc. Por ejemplo, ante la creciente inseguridad en las ciudades es un mantra que da protección. Como práctica espiritual la recitación sigue el mismo proceso que con todos los mantras. Tara es de color verde, de manera que la esfera de luz la visualizamos de éste color. De nuevo vienen rayos de luz y néctar que nos purifican y de nuevo sentimos todo nuestro ser radiante y luminoso y lleno de fuerza. Al final, Tara se disuelve en luz y penetrando por la coronilla se absorbe en el corazón. Uno debe sentir con toda la claridad posible que ha recibido la gracia de la deidad.

El significado del Mantra:
OM: El sagrado cuerpo, palabra y mente de los Budas. Los 3 kayas (cuerpos).
TARE: Liberadora de apegos y sufrimientos temporales de los tres reinos inferiores.
TUTTARE: Liberadora de los apegos y sufrimientos del samsara de los tres reinos inferiores.
TURE: Gran liberadora de los oscurecimientos sutiles, apegos a la paz personal y del pensamiento de la felicidad perfecta individual.
SOHA: Puedan estas bendiciones arraigarse en el corazón y quedarse en la mente.

El mantra de Vajrasattva:
OM VAJRASATTVA HUM

Vajrasattva es la pureza. Es de color blanco sin mácula y sirve para purificar todas las impresiones negativas que han quedado grabadas en nuestro ser a lo largo del día. No hay errores que Vajrasattva no pueda purificar. También sirve para eliminar malestares, enfermedades, impurezas, malos espíritus y demás. Su recitación es como en los casos anteriores con la visualización sobre la coronilla y la absorción de néctar blanco luminoso. Al final se concluye con la convicción de que la purificación ha tenido lugar y la absorción de Vajrasattva en el corazón.

Algunos Grandes Mantras Hinduístas

(adaptados para ser pronunciados en español)

Ganesha / Guru Ganesha

“Om Gam Ganapataye Namaha”

Ganesha, para tener éxito en nuevas actividades y comienzos.

Chandi / Maha Devi

“Om Aing Hring Kling, Chamundaye Vicchey Om”

Aumenta el poder, la prosperidad y la energía positiva.

Gayatri / Saraswati

“Om Bhurbuvaha Suaja, Tat Savitur Varenyam, Bhargo Devasya Dhimahi, Diyo Yona Prachodayat”

Establece la paz, la armonía y la felicidad.

Mahamritunjay / Shiva

“Om Trayambhakam Yahamahe, Sugandim Puchti Vardanam, Urvarukmiva Bandanan, Mrityor Mukchiya Mamritat”

Para alargar la vida y evitar una muerte repentina, prematura o inminente.

Rama / Vishnu (Pronunciado Vichnú)

“Om Chri Ram Jaya Rama Jaya Jaya Rama”

Para eliminar problemas en el camino, lograr el éxito, obtener prosperidad, fama y lujos.

Mahalakshmi / Lakshmi (Pronunciado Lakchmi)

“Om Chrim Hrim Kamle Kamlalayei Prasid Prasid Om Chrim Hrim Chri Mahalaxmiyei Namaha”

Para acumular riqueza, obtener prosperidad y buena fortuna.

Shiva

“Om Namah Chivay”

Protege de malos espíritus, problemas de salud y graves peligros.

Narayan / Vishnu

“Om Namo Narayanaya”

Protege de infortunios, enemistades y enfermedades.

Hanuman / Shiva

“Om Chri Hanumati Namaha”

Destruye el miedo y aumenta el poder para vencer a los enemigos.

Los 32 mantras de Ganesha para obtener la gracia de Dios:

Revelados por Shiva Sundar (Guru Ganesh Maharaj)

1.- Om Bala Ganapataye Namaha.
La Gracia de poder tener la mente de un niño para absorver la energía divina.

2.-Om Tarunaye Namaha
Gracia para mantener juventud de cuerpo, mente y espíritu.

3.-Om Bhakti Ganapataye Namaha
Gracia para obtener inmenso amor por lo divino.
4.- Om Vira Ganapataye Namaha
Gracia para vencer miedos.

5.-Om Shakti Ganapataye Namaha
Gracia para obtener energía ilimitada.
6.-Om Dvija Ganapataye Namaha
Gracia para mantener conocimientos adquiridos a través de reencarnaciones.

7.-Om Siddhi Ganapataye Namaha
Gracia para obtener poderes sobrenaturales (siddhis).
8.-Om Uchhista Ganapataye Namaha
Gracia para lograr armonía y felicidad.

9.-Om Vighna Ganapataye Namaha
Gracia para destruir los obstáculos del camino.
10.-Om Kshipra Ganapataye Namaha
Gracia para obtener recompensas karmicas inmediatas.

11.-Om Heramba Ganapataye Namaha
Gracia para eliminar impedimentos y lograr completar los objetivos.

12.-Om Lakshmi Ganapataye Namaha
Gracia para obtener riqueza material y espiritual.

13.-Om Maha Ganapataye Namaha
Gracia para lograr grandeza en todas las tareas.

14.-Om Vijaya Ganapataye Namaha
Gracia para lograr la victoria.

15.-Om Nritya Ganapataye Namaha
Gracia para lograr la felicidad interior.

16.-Om Urdhva Ganapataye Namaha
Gracia para poder ascender espiritualmente.

17.-Om Ekakshara Ganapataye Namaha
La Gracia de OM (el absoluto)

18.-Om Vara Ganapataye Namaha
Gracia para alcanzar bendiciones divinas.

19.-Om Triakshara Ganapataye Namaha
Gracia de las tres realidades dimensionales de OM (Shiva, Vishnu y Brahma).

20.-Om Kshipra-Prasada Ganapataye Namaha
La Gracia para alcanzar la misericordia inmediata.

21.-Om Haridra Ganapataye Namaha
Gracia para  lograr realizar actividades auspiciosas.

22.-Om Ekadanta Ganapataye Namaha
Gracia para romper con la dualidad (falsa realidad) y controlar la mente.

23.-Om Shrishti Ganapataye Namaha
Gracia para obtener poderes de creación y manifestación.

24.-Om Uddanda Ganapataye Namaha
La Gracia del dharma para que las obras buenas y correctas sean realizadas.

25.-Om Runamochana Ganapataye Namaha
Gracia para liberarse de los 3 tipos de deudas kármicas.

26.-Om Dhundhi Ganapataye Namaha
La Gracia de lograr tener propósito.

27.-Om Dvimukha Ganapataye Namaha
Gracia para trascender el pasado y poder iniciar nuevas etapas en la vida.

28.-Om Trimukha Ganapataye Namaha
Gracia para obtener sabiduría.

29.-Om Simha Ganapataye Namaha
Gracia para lograr dominar pensamientos y acciones instintivas o demoniacas.

30.-Om Yoga Ganapataye Namaha
Gracia para lograr la corecta alineación con la divinidad.

31.-Om Durga Ganapataye Namaha
Gracia de la luz poderosa divina.

32.-Om Sankatahara Ganapataye Namaha
Gracia para destruir energías negativas y fuerzas maléficas.

EL MANTRA OM

AUM SE COMPONE DE CUATRO ELEMENTOS: A, U, M, Y EL CUARTO ELEMENTO, QUE ES EL SILENCIO

El primer sonido es A, que se pronuncia como una prolongada “AH”. El sonido se inicia en la parte posterior de la garganta. Al pronunciarlo, podrás sentir tu plexo solar y el pecho vibrando.
El segundo sonido es la U, que se pronuncia como una prolongada “oo”. El sonido transfiere suavemente la vibración a la parte trasera de la boca, pudiendo sentir esta vibración también en la garganta.
El tercer elemento es M, y se pronuncia como una prolongada “mmmm” con los dientes delanteros tocando suavemente. La vibración se siente ahora en la boca y en toda la cabeza.
El último elemento es el silencio profundo del Infinito. Al pronunciarlo hace cerrar los labios, que es como cerrar la puerta del mundo exterior y volcarnos hacia dentro de nosotros mismos.
Simbólicamente, las tres letras encarnan la energía divina (Shakti) y sus 3 aspectos elementales: creación (Bhrahma Shakti), preservación (Vishnu Shakti) y liberación (Shiva Shakti).

¿POR QUÉ CANTAR EL OM?

Todo en el universo está vibrando – ¡nada está realmente quieto! El sonido Om, al ser cantado, vibra a la frecuencia de 432 Hz, que es la misma frecuencia de vibración de todo lo encontrado en la naturaleza.

Om es el sonido básico del universo, de modo que al cantarlo, estamos simbólica y físicamente sintonizando con ese sonido y reconociendo nuestra conexión con todos los seres vivos, la naturaleza y el universo.

Además, las vibraciones y la pronunciación rítmica también tienen un efecto físico sobre el cuerpo, ya que ralentiza el sistema nervioso y calma la mente, un efecto similar a la meditación. Cuando la mente se relaja, la presión arterial disminuye, mejorando la salud de tu corazón.

Por último, es también una manera de delimitar el momento de nuestra práctica del resto de nuestro día, y señalar que este es un momento especial en el que cuidamos de nosotros mismos de manera consciente.

Los Mantras en la Religión Católica

“La Nube del No Saber”, obra de mística cristiana de un inglés anónimo del siglo XIV recomienda que se repita una palabra corta, que pudiera ser Dios o Jesús para ayudar a concentrar la mente en el Señor. Sería un modo de cumplir el mandato tanto del Señor de “orar siempre y sin desfallecer”, de Jesús y “sin intemisión” de San Pablo. Los Padres de la Iglesia, como Orígenes y San Agustín, como el resto, le dan mucha importancia a la necesidad de la oración contínua, pero en general consideran que la vivencia de la vida cristiana virtuosa, la ofrenda hecha a Dios en el cumplimiento de su voluntad, ya es oración. San Agustín en su Carta a Proba sobre la oración insiste en el deseo de alcanzar la vida eterna y por ello la unión con el Señor como oración, aunque también indica que es importante dedicar tiempo a la oración formal, para sostener tal deseo. La Iglesia tiene tantos doctores y grandes santos que han dejado una doctrina clara sobre la oración y la unión con Dios, En los orígenes del rosario católico se entrelazan tradiciones antiguas de la oración del Oriente y del Occidente cristianos. El rosario tiene sus raíces en el siglo IX, cuando el modo de honrar a María (madre de Jesús) en Oriente comienza a ser conocido en Occidente.1 Se trata de la repetición de aclamaciones y alabanzas que aparecen en elEvangelio de Lucas (el saludo del ángel Gabriel a María en Lc 1, 26-28; y el saludo de Isabel a María en Lucas 1, 42) hasta conformar el avemaría junto con un rico conjunto de himnos y oraciones propias de las liturgias orientales. Entre las influencias más destacadas se encuentra la traducción al latín del Akáthistos a la madre de Dios, un himno de la liturgia oriental griega de finales del siglo VI que medita sobre el misterio de la maternidad divina de María. La popularidad y desarrollo del rosario se produjo en el siglo XIII, durante la oposición al movimiento albigense o catarismo. Los cátaros o albigenses no reconocían ningún dogma relacionado con la Virgen María y se negaban a venerarla.3 Ante los enfrentamientos entre católicos romanos y albigenses, Domingo de Guzmán, fundador de la orden de los Predicadores (más conocidos como dominicos), parece haber promovido en sus misiones el rezo de una forma primitiva del rosario. Al ser los dominicos una orden depredicadores y estar siempre en medio del pueblo, su devoción se hizo popular, generando la aparición de cofradías y grupos de devotos por doquier, junto con relatos demilagros que acrecentaron su fama. Aunque la devoción decayó durante el siglo XIV, la orden de los Predicadores siguió fomentándola.

La verdad sobre el PADRE NUESTRO.
De esta oración se “derivó” la versión actual del “Padre Nuestro”, la oración ecuménica de ISSA (Yeshua). Está escrita en arameo, en una piedra blanca de mármol, en Jerusalén / Palestina, en el Monte de los Olivos, en la forma que era invocada por Yeshua. El arameo fue un idioma originario de la Alta Mesopotamia (siglo VI AC), y era la lengua usada por los pueblos de la región. Yeshua siempre hablaba al pueblo en arameo.
La traducción del arameo al español (sin la interferencia de la Iglesia) nos muestra cuán bella, profunda y verdadera es esta oración de Yeshua:

PADRE NUESTRO DEL ARAMEO

Padre-Madre, Respiración de la Vida ¡Fuente del sonido, Acción sin palabras, Creador del Cosmos!
Haz brillar tu luz dentro de nosotros, entre nosotros y fuera de nosotros, para que podamos hacerla útil.
Ayúdanos a seguir nuestro camino respirando tan sólo el sentimiento que emana de Ti.
Nuestro Yo, en el mismo paso, pueda estar con el Tuyo, para que caminemos como Reyes y Reinas con todas las otras criaturas.
Que tu deseo y el nuestro, sean uno sólo, en toda la Luz, así como en todas las formas, en toda existencia individual, así como en todas las comunidades.
Haznos sentir el alma de la Tierra dentro de nosotros, pues, de esta forma, sentiremos la Sabiduría que existe en todo.
No permitas que la superficialidad y la apariencia de las cosas del mundo nos engañen, y nos libere de todo aquello que impide nuestro crecimiento.
No nos dejes caer en el olvido de que Tú eres el Poder y la Gloria del mundo, la Canción que se renueva de tiempo en tiempo y que todo lo embellece.
Que Tu amor esté sólo donde crecen nuestras acciones.
¡Qué así sea!

About the author

Te ayudaré a conectarte con tu yo Interior..